¡No más spam! 3 tipos de mensajes directos en LinkedIn para prospectar

¡Se sincero!, que estamos grandecitos ya… ¿Espameas enviando mensajes directos en LinkedIn?

¿Contactas a lo loco para cazar algo en la red o eres selectivo y sigues un plan?

Según tu respuesta, puede que lo estés haciendo bien o fatal, como una persona que me escribió pidiéndome una asesoría que le ayudara a duplicar su trabajo de prospección en la red.

Ella estaba enviando cerca de 180 mensajes por semana y quería doblar ese número.

Lo primero que pensé fue, «¡bueh!, si quiere que le ayude a duplicar aquel número es que la está rooooompiendo con las ventas»

Pero no. ¡Cuec!

Todo lo contrario.

Su convertibilidad era casi nula, entonces…

¿Para qué redoblar los esfuerzos en algo que no funciona? No tienes idea la cantidad de gente que hace esto.

Al final, quemas contactos, gastas tiempo y energía para lograr “lo mínimo”

¿Qué es mejor? ¿Trabajar 1000 contactos para sacar 10 reuniones o hacer esas mismas 10 reuniones, contactando a 200?

Si quieres enviar mensajitos, hazlo con un plan…

Como el que te cuento a continuación.

Antes de enviar mensajes directos en LinkedIn…

Haz una lista de tus potenciales clientes en la red, esos a los que quieres contactar por privado para ofrecerle tus servicios.

Utiliza el filtro avanzado de búsqueda en LinkedIn para encontrar a los perfiles que encajan con las características de tu público objetivo o aquellos tomadores de decisión y sumarlos a tu red.

Para ello, LinkedIn permite máximo 120 invitaciones aproximadas, a la semana.

De esas 120 solicitudes que envíes, te aceptarán entre 20% y 40%

dependerá del segmento, algo que tendrás que medir.

Una vez que hagas tu lista, manos a la obra, es el momento de comenzar a prospectar.

Los 3 mensajes directos en LinkedIn que te ayudarán a vender

Yo utilizo y le enseño a mis clientes, mi método de enviar 3 mensajes poderosos con los que ellos prospectan a diario.

Y que te los voy a compartir en este artículo para que lo puedas aplicar también y así evites espamear.

Mensaje 1: conecta con nota de Invitación

Al momento de realizar la solicitud de conexión, debes presionar el botón «enviar con nota de invitación» y escribir un texto que no pase de los 300 caracteres.

Eso sí, en el mensaje habla de algo que te haya interesado de su perfil, contenido o cosas que tengan afines.

La idea es que trates de hacer una conexión sincera y cercana con esa persona.

Mensaje 2: Agradece una vez acepten la conexión

Y adicional, dale la bienvenida a tu casa en LinkedIn, ¿acaso no los invitaste?

Puedes presentarte en 2 líneas.

Regalarles algo o hacerle preguntas relacionadas con sus gustos.

La idea es entablar una conversación genuina y que sienta que de verdad te interesas en la persona que está detrás del perfil.

Haz todo lo posible para no ir en plan de venta, ya que aún estamos tratando de romper el hielo, ¿sí?

Puesto que, si no te compran, este contacto puede quedar como un amigo o una posible colaboración en donde ambos se apoyen y beneficien.

Piensa en la oportunidad que tienes en tus manos, no la desperdicies.

Mensaje 3: acercamiento comercial

Espera todo lo que puedas, entre 10 a 15 días antes de enviarle tu mensaje comercial; así tu potencial cliente tendrá tiempo de familiarizarse contigo.

Mientras tanto, postea contenido que pueda ayudarle a solucionar un problema, mira su perfil, comenta sus publicaciones.

Simplemente interactúa con ese potencial cliente.

Luego de eso, llega el momento de la verdad y tendrás que ser muy cuidadoso como escribes y planteas este mensaje.

Es tu oportunidad; o te responden o te clavan el visto.

Solo asegúrate de centrarte en tu cliente, en su potencial necesidad y en cómo tú puedes ayudarlo. Que sea breve y termine con una pregunta abierta para incentivar el diálogo.

Que no se sienta presionado de solicitarte más información, sino que le estás ofreciendo la oportunidad de que pueda solucionar su problema.

Si responden tu mensaje de venta que están interesados…

Es el momento de llevarlos fuera de LinkedIn.

¿Cómo es eso?

Le invitas a una reunión, llamada, presentación, etc.

O le pides su dirección de email o número de teléfono para hablar por WhatsApp

Recuerda que LinkedIn es un medio de prospección, no es para vender por allí.

Porque por lo general, no todos están atentos al inbox de LinkedIn, por lo tanto, la conversación tiende a estancarse y el deseo de compra se enfría.

Si no responden…

¡No te des por vencido!

Es normal que no te respondan o te claven el visto por varias razones: 

  • No les interesó.
  • No revisan su inbox 
  • Lo vieron y se olvidaron.

Así que, no lo des por perdido, te recomiendo que busques su correo y sigas el contacto por email, haciendo referencia que trataste de hablarle por LinkedIn, pero que no tuviste feedback.

La tercera es la vencida.

Eso sí, es importante que antes que comiences con esta estrategia de prospección debes tener optimizado tu perfil, ya que, eso sumará puntos a la hora de prospectar.

Y no sabes cómo diseñar tu perfil de LinkedIn para atraer clientes, ¡escríbeme!, te mostraré cómo hacerlo.

¡Descarga Gratis!

5 Pasos para impulsar tus ventas en LinkedIn

Si aún tienes dudas, agenda conmigo una reunión de 15 minutos. Aunque te advierto que hay pocas horas disponibles. Prefiere Whatsapp para hacer más rápido.

Si tienes dudas puedes contactarme a través de mi whatsapp y preguntarme lo que quieras.
Si me tardo en responder, ten un poquito de paciencia

POST RECIENTES

¿Tienes un Perfil de LinkedIn y no sabes por dónde empezar?

Suscríbete y descarga el Ebook gratuito

ebook linkedin

¡ Aquí tienes tu Infografía para publicar contenido en LinkedIn con los mejores días y horarios de la semana !